Blog

NEURON

En los últimos 2 años ha incrementado drásticamente la visibilidad de la salud mental sobre todo en personas de 20 a 35 años, con evidencia de que 3 de cada 10 mexicanos experimentan algún síntoma de ansiedad y hasta 18% de la población mundial general vive con alguna condición emocional o del comportamiento,


Esta información podemos hacerla notoria considerando personas a nuestro al rededor o nosotros mismos durante periodos de preocupación inexplicables o tendencia a rumiar (malestar por dar vuelta a nuestros pensamientos sin encontrarles mucho cause) durante la noche.

Una de las condiciones de mayor prevalencia junto a la depresión es la ansiedad. Experimentada por muchos, comprendida por pocos, la ansiedad como trastorno se experimenta con pensamientos repetitivos y/o persistentes sobre diversos temas que generan preocupación y sensaciones internas de nerviosismo, en ocasiones acompañada de activación física (sudoración, temblores, palpitaciones, sensación de desvanecimiento, mareos etc).

La ansiedad a nivel cognitivo se vive como un proceso en el cual el cerebro de las personas identifica un estímulo externo (como las arañas en las fobias) o interno (palpitaciones o sensación de desvanecimiento en los ataques de pánico) que después es interpretado como catastrófico o gravemente dañino para la persona y enciende un grupo de respuestas de lucha o huida que si bien naturales, en los trastornos por ansiedad se intensifican. En ocasiones los antecedentes de vida como el sentirnos vulnerables, haber vivido situaciones de alto riesgo etc. pueden condicionar este tipo de respuestas.

Cuando una persona vive momentos de ansiedad (desde estar tumbado en cama sin poder conciliar el sueño, hasta un ataque de pánico estando en la fila del super) experimenta diversos pensamientos que llamamos esquemas clásicos de ansiedad, que en realidad se viven ligeramente distintos de persona a persona, pero resultan similares cuando la ansiedad se ha desarrollado como un trastorno.


¿Qué pensamientos solemos experimentar?

Los dividimos en 4 grandes grupos:


1. Amenaza en general

  • Considerar que los eventos negativos tendrán secuelas imposibles a de afrontar a largo plazo

  • Sentir que si una situación no deseada ocurre la ansiedad y angustia serán demasiado intensos e insoportables


2. Vulnerabilidad

  • No poder controlar los acontecimientos ni los efectos sobre uno mismo

  • Pensarse débil e inútil ante el acontecimiento


3. Intolerancia a la incertidumbre

  • Pensar que si la incertidumbre aumenta también lo hará el estrés y los efectos negativos del evento

  • Considerar que uno debe de mantenerse siempre preparado ante cualquier cosa negativa posible

  • Creer que si reducimos la duda o la incertidumbre al máximo, la situación será más fácil de afrontar


4. Preocupación sobre la preocupación

  • Suponer que preocuparse constantemente ayuda a uno a resolver y prepararse mejor ante los problemas

  • Pensar que el preocuparse significa que se está tomando más en serio la situación

  • Pensar que uno es débil ante sus preocupaciones

  • Sentir angustia por las propias preocupaciones al parecer incontrolables


Ahora ya lo sabes, existen algunos pensamientos clásicos alrededor de la ansiedad, claro, existen otros que algunas personas experimentan; hacerlos conscientes puede ser el primer gran paso para manejar la ansiedad efectivamente, recuerda que existen protocolos específicos y basados en evidencia para el manejo de la ansiedad, siempre consulta un especialista.


Octavio Gascón

Médico Especialista en Salud Mental


Referencias

Lefaivre, M.-, Watt, M., Stewart, S., & Wright, K. (2006). Implicit associations between anxiety-related symptoms and catastrophic consequences in high anxiety sensitive individuals. Cognition & Emotion, 20(2), 295-308. https://doi.org/10.1080/02699930500336466

Shahbazirad, A., Ghadampour, E., Ghazanfari, F., & Momeni, K. (2016). Development of Cognitive, Meta-Cognitive, and Behavioral Model of Social Anxiety Disorder (SAD). Journal of Depression and Anxiety, 5(s1), 15-17. https://doi.org/10.4172/2167-1044.s1-017

Actualizado: 29 de oct de 2020

¿Alguna vez has utilizado una aplicación para citas? Si no es así, quizás conoces el nombre de varias (Si no acá te dejo el tip: Tinder, Bumble, Facebook parejas y un largo etc), estas aplicaciones funcionan mediante un algoritmo que busca personas que posiblemente tendrán gustos similares a los tuyos y buscan características especiales en una relación que podrían ser similares.

Hay actualmente un uso predominante de las aplicaciones de citas sobre otras conductas tradicionales para comenzar a salir con alguien, sin embargo un pequeño grupo de personas llegan a utilizar excesivamente estas aplicaciones, esto puede llegar a deteriorar su bienestar emocional de alguna manera aún no clara.

Se ha explorado la relación entre condiciones como la ansiedad social, la depresión (muy asociadas a la dificultad para iniciar relaciones íntimas) y el uso de aplicaciones de citas, en general esta relación parece encontrarse en la motivación de iniciar relaciones íntimas bajo las dificultades interpersonales que la propia depresión (anhedonia, disminución del placer por actividades que anteriormente sí lo generaban) y de la fobia social implican.

En este mismo sentido un estudio publicado por "Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking" realizado en apunta a que podrían existir 6 motivaciones adicionales identificadas: "búsqueda del amor", relaciones sexuales casuales, validación de la autovalía, necesidad de comunicación, sensaciones fisiológicas asociadas a conocer a alguien y uso por moda.

Algunas de estas motivaciones podrían tener relación con el mantenimiento de algunos síntomas depresivos como la validación de la autovalía vs obtención de confianza para disminuir síntomas depresivos asociados al autoestima.

Un dato adicional es que al parecer algunas personas con mayores síntomas depresivos o de fobia social a pesar de encontrarse en uso de estas aplicaciones mantienen un bajo perfil de actividades, lo que significa que no tienden a interactuar directamente, sino que invierten más tiempo a la observación de perfiles pero no a la interacción directa.

Existen múltiples estudios en búsqueda de la relación entre estas variables (motivaciones, síntomas depresivos, fobia social y uso de aplicaciones de citas), aún no del todo conclusivos, es un tema que sin duda vale la pena explorar.


Muchas de las relaciones identificadas por estos estudios ya resultaban intuitivas previo al ejercicio de los mismos, sin embargo siempre es valioso considerar buscar relaciones claras y significativas entre las variables que puedan generar medidas de prevención ante estas nuevas formas de relacionarse


Octavio Gascón

Médico especialista en salud mental y psicoterapia cognitiva


Referencias:

  1. Lenton-Brym, A. P., Santiago, V. A., Fredborg, B. K., & Antony, M. M. (2020). Associations Between Social Anxiety, Depression, and Use of Mobile Dating Applications. Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking, 7-15. https://doi.org/10.1089/cyber.2019.0561

  2. Freier A. Tinder mobile app statistics and revenue 2015. www.businessofapps.com/tinder-mobile-app-statistics-andrevenue/ (accessed July 30, 2020).

  3. Blackhart GC, Fitzpatrick J, Williamson J. Dispositional factors predicting use of online dating sites and behaviors related to online dating. Computers in Human Behavior 2014; 33:113–118.

En los últimos meses la salud mental ha adquirido una visibilidad que nunca antes había tenido, las personas comenzamos a identificar y aceptar cuando nos encontramos en dificultades emocionales o cognitivas (por ejemplo darle un exceso de vueltas a uno o varios pensamientos).

Este evento acompañado de los recientes cambios sociales y culturales (movimientos por la diversidad, feminismo, reformulación del término discapacidad etc.), han permitido que algunas de las metas establecidas por la OMS en el 2014 (2013-2030) en su Atlas de la Salud Mental hayan alcanzado logros significativos en breves periodos de tiempo.


El 80% de los países habrán elaborado o actualizado sus políticas y planes de salud mental en consonancia con los instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos (para el año 2020). Objetivo Atlas 2014 Salud Mental, OMS

Ochenta y ocho países, es decir, el 56% de los países que respondieron al cuestionario y el 45% de los Estados Miembros de la OMS.


Aunque, aún nos encontramos bajo ciertas dificultades con respecto a en qué momento es deseable acudir con un profesional y las medidas básicas de cuidado de la salud mental.

Si bien es cierto que acudir a psicoterapia de manera regular o en algún punto de la vida es una recomendación hecha por la mayoría de los profesionales, aún quedaría cuestionaros ¿a partir de qué parámetros tomar esta decisión?


La cobertura de servicios para los trastornos mentales graves habrá aumentado en un 20% (para el año 2020). Objetivo Atlas 2014 Salud Mental, OMS

No puede calcularse a partir de datos del Atlas de 2014 pero, de acuerdo con los estudios realizados sobre los dé cits de tratamiento y la población tratada en los servicios sanitarios, se estima que el porcentaje es inferior al 25%.


Existen múltiples herramientas para determinar esto, sin embargo antes de considerar alguna en específico es importante señalar que un diagnóstico integrado solicita la completa evaluación de un profesionista entrenado. Aunque esto pueda suponer una barrera, hay al menos un criterio que caracteriza a la mayoría de los diagnósticos en salud mental y es la presencia de "percibir deterioro de vida y actividades clínicamente significativo", esta frase tan técnica, se refiere a la percibir que algún problema consume una parte importante de tiempo del día a día, así como alteraciones en la forma en que nos relacionamos con los demás o con nosotros.

Puedes utilizar nuestro cuestionario automatizado de Salud Mental dando click aquí.


Se habrá reducido en un 10% la tasa de suicidios en los países (para el año 2020). Objetivo Atlas 2014 Salud Mental, OMS

11,4 por cada 100.000 habitantes. El valor se basa en un cálculo normalizado según la edad a nivel mundial


De modo que la sensación de estar cargando con algún problema emocional o cognitivo (pensamientos intrusos, ideas suicidas, frustración excesiva, dificultades para dormir, problemas recurrentes con los seres queridos etc. )que no está encontrando salida viable podría ser evaluada por un profesionista del campo a razón de poder descartar alguna condición en salud mental como depresión, ansiedad etc.


Un aspecto relevante en salud mental es siempre considerar que los diagnósticos no son etiquetas con alguna utilidad más allá de ayudar al clínico (terapeuta, psiquiatra o trabajador social) de la mano del paciente a dirigir las modalidades de tratamiento.

Que la salud mental continúe siendo visible y construir sociedades más resilientes es una tarea social, nos involucra a todos validar la experiencia emocional y mental interna de las personas para comprender su panorama del mundo, así como incrementar el sentido de importancia sobre el bienestar en general.

Es de suma importancia evitar caer en tabús sobre la salud mental como un calificativo de "fortaleza-debilidad", "competente-incapaz", "inteligente-absurdo" etc. evitar menospreciar el esfuerzo de los demás por mejorar su bienestar mental así como participar activamente en la mejoría de los demás, sin establecer expectativas personales de cómo "debería" de ser o cual "debería" de ser la vía a tomar.


Octavio Gascón Médico Especialista en Psicoterapia Cognitiva y Salud Mental


Referencias:

World Health Organization. (2015, 12 octubre). Atlas de salud mental 2014. Recuperado de https://www.who.int/mental_health/evidence/atlas/mental_health_atlas_2014/es/

World Health Organization. (2016, 19 abril). Prevención del suicidio: un imperativo global. Recuperado de https://www.who.int/mental_health/suicide-prevention/es/

CONSULTORIOS:

  • Satélite Naucalpan; Edo. México. (Suspensión COVID)

  • Col. Roma Norte, CDMX
    (Suspensión COVID)

  • Insurgentes, CDMX
    (Suspensión COVID)

  • Virtual, Toda la república.

Información/Ayuda:

Info. 55530293357

Horarios:

Lunes-Viernes   9:00am-9:00pm
Sábado              9:00am-5:00pm

  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo

© 2018 Clínica Athva de Depresión y Ansiedad