¿Cuidar tu salud mental? Podrías estar omitiendo lo más importante

Ante la actual situación, muchas emociones se encuentran a flor de piel, acompañadas de éstas, se presentan las conductas o acciones en ocasiones alineadas con lo que queremos a largo plazo, pero también llegan a alejarnos de nuestras metas u objetivos, haciéndonos sentir pérdida de control.

Es habitual que las personas asociamos los eventos que se van desarrollando en el día a día con nuestro estado de ánimo, por ejemplo, "Mi hijo/pareja/ roomie, deja su ropa tirada y eso me hace enojar", "En el trabajo hay un rumor de que despedirán a varios y eso me pone triste", esta asociación entre los eventos y nuestras emociones en primera lectura parece absolutamente lógica. Sin embargo parece que estamos dejando pasar algo... ¡nuestros pensamientos!

Al experimentar ciertos eventos, las personas no estamos muy acostumbradas a dar cuenta de lo que estamos pensando y como esto influye sobre nuestras emociones, pongamos un ejemplo...

Imagina que invitas a alguien a salir al cine, al llegar notas que la persona se retrasa por varios minutos sin avisarte. Algunas personas podrían pensar que es porque algo le sucedió a su acompañante, sentirse preocupados, e inmediatamente comenzar a mandar muchos mensajes, otros podrían imaginar que la otra persona no está tomando en consideración su tiempo y enojarse, en fin, un sin número de pensamientos posibles.

Este enfoque en la forma en que influyen nuestros pensamientos es apoyada por la mayoría de las asociaciones internacionales en psicoterapia basada en evidencia científica.

Esto deja entre ver, una idea sumamente importante en la salud mental.


No son las experiencias vividas lo que genera el malestar emocional en las personas, sino la forma en que interpretamos dichas experiencias lo que condiciona reacciones emocionales determinadas. Aaron T. Beck (2011) Padre de la Psicoterapia Cognitiva

Parece entonces que los pensamientos influyen de modo crucial en nuestras respuestas emocionales. ¿Alguna vez te has detenido a pensar, qué es lo que pasa por tu mente cuando te sientes inestable emocionalmente?

Algunos investigados en la búsqueda de una explicación a este fenómeno han encontrado que las personas poseemos una serie de reglas, actitudes y normas mentales (derivadas del aprendizaje) hacia situaciones de la vida que nos permiten concluir cosas automáticamente para adaptarnos mejor al mundo, al ser un proceso automático podría ser difícil notarlo.

A la capacidad de pensar acerca de nuestros pensamientos le llamamos "metacognición", un proceso que requiere práctica y en ocasiones apoyo por parte de un experto en salud mental.


Otro aspecto relevante es el control de nuestras acciones, las conductas se encuentran al final de la cadena de situaciones, pensamientos y emociones, el manejo de nuestras acciones está configurado por esta serie de aspectos de nuestra vida mental, claro que lo podemos manejar, sin embargo suelen ser decisiones muy rápidas e influidas por nuestras emociones.


En realidad, los registros de nuestros pensamientos, emociones y conductas son una de las herramientas más útiles cuando se trata de hacer visible nuestra vida mental.

Este hábito puede ser cultivado por medio de la práctica, hasta que eventualmente se vuelva automática la capacidad de reconocer qué pensamientos atravesaron nuestra mente durante ciertas situaciones, qué emociones experimentamos y finalmente tomar decisiones más saludables para nuestra conducta y no para nuestro malestar.


No olvides que en ocasiones nuestros pensamientos nos pueden llevar a malinterpretar una situación ¡y es normal! el cerebro intenta dar significado a cada situación para lograr adaptarse, al parecer es una cualidad evolutiva del cerebro humano.

Comienza con el hábito de registro de tu vida mental, si identificadas algún patrón de pensamientos negativos ante ciertas situaciones acércate con un experto, mantener una mente flexibles te ayudará a construir una mejor experiencia emocional para tu vida.


Octavio Gascón

Médico especialista en Salud Mental y Psicoterapia Cognitiva

Referencias:

Powers, M. B., de Kleine, R. A., & Smits, J. A. J. (2017). Core Mechanisms of Cognitive Behavioral Therapy for Anxiety and Depression.Psychiatric Clinics of North America,40(4), 611-623. https://doi.org/10.1016/j.psc.2017.08.010


Zhang, Q., Yang, X., Song, H., & Jin, Y. (2020). Cognitive behavioral therapy for depression and anxiety of Parkinson’s disease: A systematic review and meta-analysis.Complementary Therapies in Clinical Practice,39, 101111. https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2020.101111






19 vistas