Detox digital, ¿sirve de algo? ¿le quito el gluten?

La salud mental en los últimos 5 años ha adquirido una creciente visibilidad (que todos agradecemos), al mismo tiempo aparecen por muchos medios, recomendaciones, estrategias, etc. para el manejo de la salud mental y el bienestar emocional.

Una de las recomendaciones más esparcidas, relacionada con el contacto con los medios digitales es el practicar "Detox Digital", y aunque a primer lectura suena como una excelente recomendación (bajo la premisa ningún exceso es bueno), siempre aparecen preguntas adicionales ¿realmente sirve de algo?, al mismo tiempo han aparecido diversas aplicaciones que buscan disminuir el uso del dispositivo móvil (¿una app? suena contradictorio ¿no?) el estilo de vida actual se encuentra íntimamente vinculado con el uso de dispositivos portátiles e internet (diversos trámites se hacen en plataformas, un porcentaje aunque no predominante, sí considerable de trabajos, se desarrollan en un computador etc.).

De modo que revisamos algo de literatura que nos permita responder si el Detox Digital, realmente puede ser considerado una medida para el cuidado de la salud mental.

Lo cierto es, que el uso desmedido de dispositivos con acceso a internet, redes sociales etc. tiene un potencial de distracción sobre las personas. Lo que puede llevar a conductas problemáticas especialmente en jóvenes, tales como conducir mientras se envía un mensaje, o andar por la calle viendo únicamente a la pantalla del teléfono.

Con estas mismas problemáticas, aparecen aplicaciones como el iOS screen saver que permiten monitorizar el uso del teléfono en unidades de tiempo que dan información sobre el exceso de uso de los dispositivos móviles, uno de los aspectos más valiosos para cuidar nuestra salud en todo sentido es tener registros más precisos de lo que hacemos (en ocasiones sin darnos cuenta).

Un estudio realizado 500 jóvenes con alguna(s) de estas conductas riesgosas relacionadas al uso excesivo y problemático del celular, utilizando como base la teoría de la autoregulación (capacidad de controlar nuestras acciones), correlacionó el uso de aplicaciones de Detox Digital, el uso de los dispositivos de manera problemática y el bienestar emocional en general.

Este estudio arrojó que el uso de aplicaciones de Detox Digital mejoraron ligeramente las puntuaciones de bienestar medidas en jóvenes con este uso problemático.


Al parecer existe evidencia de que las aplicaciones que disminuyen el uso problemático son eficaces, al menos en jóvenes.


Queda en todo caso al menos 3 preguntas, ¿cómo este uso problemático se relaciona con otros grupos de edad?, ¿brindan bienestar en algún otra área de la salud por ejemplo en el sueño?, ¿cuáles son las razones por las que las personas inician con estas conductas de riesgo?

La tecnología sin duda aligera cargas en temas de comunicación, mejora los puentes entre personas que se encuentran lejos y ha resultado una fuente casi inagotable de conocimiento.

Posiblemente desconectarse totalmente de estos sistemas de comunicación pueda no repercutir en la salud mental global de una persona, sin embargo establecer mecanismos que nos permitan limitar el uso problemático de dispositivos, y más durante el periodo de cuarentena, sea un paso más hacia una cultura balanceada de nuestra salud.


Octavio Gascón

Médico Especialista en Salud Mental y Psicoterapia Cognitiva

Referencias:

Schmuck, D. (2020). Does Digital Detox Work? Exploring the Role of Digital Detox Applications for Problematic Smartphone Use and Well-Being of Young Adults Using Multigroup Analysis.Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking. https://doi.org/10.1089/cyber.2019.0578

16 vistas